Badwater 2013, crónica de un crew

Nahila Hernandez y Argel Ruiz - Badwater 135 2013
Lo mejor que uno encuentra en el camino más allá de la aventura son buenos amigos, aquí la emocionante crónica de Argel como crew de Nahila Hernández en Badwater.

Por: Argel Ruiz Ortega.

Licenciado en Cultura Física, Entrenador Personal, Especialista en Entrenamiento de Fuerza y Resistencia, Ultramaratonista.

Badwater 2013

La salida a las 8:00 am nos permitió ganarle al sol.

Acompáñame, me gustaría que estuvieras en mi tripulación a Badwater…

Deje mis  respuesta en el aire y tres meses después ya estaba volando a Las vegas, a unirme a la tripulación que acompañarían a Nahila en la carrera a pie más dura del mundo ‘’, su dificultad extrema se debe a varios factores, una distancia de 217 km, la salida y la llegada son respectivamente los lugares más bajo y más alto de los Estados Unidos, lo que nos obligaría a una ascensión acumulada de unos 4000m. La carrera se daría en gran parte del Valle de la Muerte, donde la temperatura diurna suele llegar a más de 50 grados Celsius a la sombra, debido a esto, solo muy pocos corredores son capaces de llegar a la línea de meta.

Difícil fue convencer a la familia pues leyendo la información del lugar implicaría un riesgo en todos los sentidos; el consentimiento, el reto, a entrenar.

Seguir participando en el circuito de carreras de montaña, excelente, me dio la fuerza y la resistencia especial para el ascenso, el trabajo de resistencia a la fuerza permitiría a mis músculos ser más resistentes, agregar el trabajo en el sauna a 55 grados de temperatura, extremadamente agotador; participar en carreras urbanas me llevaría a volver a adaptar mi cuerpo al impacto del asfalto, especialmente mis rodillas. Soportar todo el tiempo que pudiera corriendo en estas características permitiría a mi cerebro entrenarse y cuidar que las múltiples funciones somáticas permanecieran estables, sobrevivir!

Serás uno de mis Crew, prepárate para correr aproximadamente 70 km u 80 km.

Ay dios! Mi distancia más larga recorrida, recuerdan, 63 km de forma continua en el Ultramaraton de los cañones, Chihuahua, en la majestuosa Barranca de La Sinforosa, en el 2011 y 2012. Las responsabilidades claras, vendrías después.

Equipo de Nahila Hernández en Badwater La organización no facilita ningún tipo de ayuda ni avituallamiento, cada participante es responsable de organizar su equipo, que le sigue en uno o dos vehículos y le facilitan todo lo que pueda necesitar incluyendo agua, hielo, comida, compañía, material deportivo y primeros auxilios.

Hit de salida, 8:00am, justo en la Cuenca de Badwater, menos 85 metros por debajo del nivel del mar, aquí el clima es rico, todavía, a esta hora; De aquí saldrán 96 corredores representando a 25 países, el simple hecho de estar aquí acompañando a un atleta clasificado es un premio.

Hay tiempo para fotos, abrazos, ajustar la maquinaria, repasar el protocolo de carrera, agua, hielo, medicinas, tenis, todos nos miramos , hay tiempo para abrazar a Nahila y despedirnos momentáneamente pues una primera parte del trayecto se recorre sin acompañante, aproximadamente unos 30 km, luego nos incorporamos los ‘’ pacer ‘’,nos organizamos de uno en uno y este la acompañaba dos horas y a veces hasta que empezaran síntomas de agotamiento, podía ser más tiempo, entre nosotros lo conversamos, si estas cansado sales ,te recuperas y estarás listo para entrar de nuevo y relevar a un compañero.

La mecánica empezó y fuimos agarrando el ritmo poco a poco. Los que estábamos en la camioneta íbamos al tanto de nuestros compañeros, había empezado con buen ritmo.

Primero la acompaña Denis, fue la primera, tengan en cuenta que jamás en la vida habíamos hecho esta labor, lo que debía pasar lo practicamos un par de veces, primero en el Bikram yoga, luego, un día antes de la carrera y con eso era suficiente, les  cuento una cosa…jamás usamos el camelbag, de donde supuestamente debería chupar agua con todas sus fuerzas desde una mochila que llevaríamos nuestros cuerpos hacia ella.

Le siguió Marisol, empezaba a subir la temperatura, en las paradas, abastecíamos de lo que hiciera falta a Nahila, agua para su botella la cual rellenábamos con agua con hielo, bloqueador, protector para sus labios, y en esa parada también refrescábamos al “pacer” no se trata de ir más rápido solo mantener un buen ritmo, ir jugando con el sol y el inmenso calor que amenazaba con hacernos compañía.

Había que seguir una serie de reglas importantes que de incumplirlas podría traer como resultado que nos descalificaran o nos sancionaran con horas de mas  y eso sería fatal además si estábamos allí, ni el calor, ni la sed, ni las lesiones, ni las imprudencias, ni la falta de control, ni las hormonas, ni las indisciplinas ni el cansancio, ni el Valle de la Muerte nos podría vencer.

La temperatura como ya estaba previsto comenzó a elevarse, salgo a correr, es mi turno, ya venía amenazando 49,50,53,55,57,58 grados… tomamos precauciones con Nahila, la cuidaba a ella, la mantenía fresca pero lo hacía igual conmigo, se siente raro, muy caliente, pero el calor se evapora antes de sentir la gota de sudor, esto es peligroso, hay que beber agua, bebidas isotónicas, entra al quite la codiciada agua de coco con sal, para los momentos más difíciles donde se le empiezan a teñir las medias blancas de Nahila de un color amarillo oscuro y negro, alarma!

Badwater 135 RunMX 2013 Sandra prepara el primer golpe de Magnatil, es un compuesto de magnesio, calcio y  vitamina c, el calcio cumple funciones estructurales y funciones orgánicas como mensajero intracelular y gatillador de la contracción muscular, el magnesio participa en los procesos enzimáticos intracelulares, fundamentalmente aquellos relacionados con la producción de ‘’ATP ’’ energía, la vitamina C, en la reparación celular, este se los bebió de un golpe, seguimos corriendo.

Lavamos con agua sus medias para seguir observando y darnos cuenta cualquier otra reacción adversa de su cuerpo, esto se estaba poniendo difícil, la verdad nadie nunca hablo que iba a ser fácil.

Denise me prepara una compresa con hielos, la cual en forma de paño cubre mis hombros. Con el trote no había como aguantarla sobre mis hombros, la amarraba, la aguantaba pero era muy incomodo, la boca! Tenía la boca libre para sujetarla y pues empecé a chupar también y ya hacia doble función, chupaba toda el agua que podía, masticaba el hielo, mantenía mi boca fría y…al fin encontré una forma de hidratarme.

Mientras corría y atendía a Nahila, imaginaba que era refresco de naranja, refresco de guanábana que es mi preferido y hasta una cerveza corona paso por mi garganta, fríaaaa! La temperatura es muy alta, es lo que hace de esto una olla de presión, lo mejor es correr y correr y no pensar en el sol, que a esta hora está cayendo de forma perpendicular cerca de las 2 de la tarde en el desierto de california.

Hablamos un rato, recordamos buenos momentos en Cuba, ambos formamos parte de la pirámide del alto rendimiento allá en la isla, estuvimos en la misma Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE ), entre chistes, recuerdos y canciones se van los kilómetros.

Aun falta mucho, me salgo a descansar un rato, entra Sandra. Todos corren, es imposible transmitir todo lo que pasa; un rato después, entra la noche, la brisa es caliente, comemos galletas saladas, agua de coco, barras de cereal,  manzanas, Sandra intenta mantener el protocolo de suplementarios confeccionado por Dimas, es difícil! A veces vamos en contra de todo lo aceptado por la teoría, pero aquí no importa la teoría, aquí es diferente.

Casi 12 horas de carrera, agregamos desde hace un buen rato a las pausas que hacemos, masajes, algo de estiramientos, digitopuntura, cuanto recurso existiera para que todo siguiera bien. La noche es pesada, se encarga Sandra de acompañarla,  como a media noche le damos una sopita bien calientita, le cayó súper bien a su cuerpo, un full de cafeína, para soportar el paso de la madrugada, y un pedazo de pizza que cayó del cielo que nos cambio el escenario por completo.

Badwater 135 RunMX 2013 Debía descansar, saldría otra vez a correr en la mañana, me cambie de carro, me fui con Jesús, pero a pesar que me acomode un poco era imposible, un bombazo  de adrenalina se descarga desde nuestro cerebro e inunda todo el cuerpo, cierro los ojos, pienso en casa.

6:10 de la mañana, Sandra sale a descansar, anduvieron toda la noche adelantando, caminaron rápido. Volvemos a correr juntos, ella viene casi dormida, me incorporo a su lado y luego de conversar un ratito sentimos que el sol de nuevo viene a nuestras espaldas con todo! Un segundo después se duerme mientras corre, hay un reflejo incondicionado que le tira sus piernas al frente ‘’ estoy dormida, me dice ‘’lo sé, le respondo y seguimos corriendo.

Recorremos juntos aproximadamente unos 18 km, el no dormir en la noche me agoto mucho, imagino como esta ella, jamás he visto a alguien tan fuerte de espíritu, carácter, físicamente, psicológicamente, esto es duro!

Aun con dolores sigue, cuando se hace insoportable el dolor nos destruye, cuando no nos destruye es soportable todavía, seguimos corriendo.

Todos apoyan, Denis, Sandra, Marisol, Jesús, Cristian, todos ponemos nuestro granito de arena para que todo salga bien. Aquí no hay nada, desierto por todos lados, las camionetas de los corredores, nos pasan aunque ya son menos, todo hay que hacerlo aquí, nuestras necesidades, más vitales, vivir, alimentarse, resistir, la naturaleza nos perdonara.

La mayoría de las veces miramos hacia delante, hacia el cielo, allá arriba buscamos algunas respuestas, me ha dado buen resultado encomendarme a los santos y siento una energía muy poderosa que nos tira hacia el frente. Llegar a Lone Pine, fue interminable, hielo, agua, alimentos que ya no parecían alimentos, ánimos caldeados, hormonas, cansancio, diablos! Esto no se acaba, correr, correr, mas correr.

La carrera termina en Mt.Whitney Portal 18 km más… noooooo! El sol de frente, como apuntándonos, los deseos de no parar en el cuerpo reflejan otra cosa, dejamos de mojarla, quizás pensando que le podía empezar a dar frio. Seguimos corriendo al objetivo final, dolores, pies que no son pies, rodillas, caderas agotadas, el cerebro queriendo desconectarnos por cualquier lado…Por aquel lado que menos se entreno para estar aquí.

Badwater 135 2013 Ahora hay que subir, vuelve Sandra a su lado, se incorpora Marisol, Cristian, Jesús está con Denise pues se sintió mal y se hizo necesario llevarla a recuperar, son momentos muy duros, duros de verdad; alarma, llevamos un buen rato subiendo, Nahila no se ve bien, por no mojarla un buen rato hizo que su cuerpo respondiera guardando el calor y aquí esta el golpe de calor, hipoglucemia.., todos en función, la entramos a la camioneta, pusimos el aire acondicionado a todo lo que daba, hay que enfriarla!

Glucosa, carbohidratos, agua fría, hielo en los lugares más recónditos , presionamos puntos especiales en el cuerpo para que la proveyera de más energía, hablamos con su cuerpo, sí le daba más energía después ella se lo pagaba con descanso, sacamos los dibujos de Carmen y Julia, sus hijas que la esperaban victoriosa.

Aquí no nos podíamos quedar, a veces no hay una próxima vez, una segunda oportunidad, a veces no hay un tiempo muerto, a veces es ahora o nunca ya estamos aquí, incertidumbre, orden, desorden faltan como 6 km.

No te rindas cojones! Se escucho en el grupo, un refresco bien frío, unos minutos y de vuelta a la lucha, de vuelta!

Qué valor, que fuerza, que agallas, todos vamos con ella, juntos atrás de ella, su cuerpo va hacia delante, es indescriptible lo que se siente, en que estará pensando, trae los ojos cerrados.

Hasta la Virgen de Guadalupe venía con nosotros, yo la vi y la venía jalando hacia arriba, esto se está acabando, siento que nuestras familias vienen con nosotros, nuestros hijos, se podía sentir que cantaban con visas de un sueño. Muchas personas corren para ver quién es más rápido, otras como Nahila corren para ver quién tiene más agallas, quien puede castigarse así mismo con un ritmo exhaustivo y al final, castigarse aun más.

Llegamos! Nos abrazamos, aquí esta Denise y Jesús, se unen a la celebración, lloramos de alegría, de dolor , de cansancio, de valentía, de coraje, de admiración, tiempazo, fotos, premiación, alegría, mucha alegría; gracias a dios, todos llegamos con el alma, si es que el alma existe.

Muchas personas venían siguiéndonos, los amigos, las familias, otros que como ángeles venían echándonos toda la buena vibra del mundo y no nos abandonaron nunca, esto lo supimos después, por las redes sociales.

Badwater 135 2013De regreso al descanso hora y media después, ya cayendo la noche venían ascendiendo 57 corredores con su tripulación, evidenciando un desgaste indescriptible, una voluntad gigante y como todos, los enormes deseos de acabar.

Comentarios

comentarios


Redacción RunMX

Deja un comentario