RunMX

Lo mejor del Running

Lizzet Ayala
Atletas RunMX Running

Historia de una guerrera: Lizzet Ayala

Lizzet Ayala

Todo puede cambiar en un segundo, un accidente te hace más fuerte o te destruye. Esta es la emotiva historia de Lizzet Ayala, una guerrera que venció sus miedos para convertirlos en la fuerza que ahora transmite en cada kilómetro que recorre.

En un día normal, Lizzet se dirigía al colegio de su hija, sin embargo, el destino le tenía preparado un reto.

Un camión repartidor de agua impactó su auto, fragmentos del accidente aún permanecen en sus recuerdos. Dicho suceso la dejó con una lesión de columna que la postró en una silla de ruedas durante tres años.

Lizzet sufrió una dolorosa recuperación que duró más de seis años, donde tuvo que recuperar poco a poco la fuerza en sus piernas, “Me filtraban 38 piquetes en toda la columna en forma de “T” hasta el cuello, fui perdiendo la fuerza hasta quedar como parapléjica”.

Después de todo el sufrimiento, Lizzet se recuperó con años de rehabilitación.

En ese momento el apoyo de su familia fue fundamental, sin embargo, otro reto estaba por llegar, “De pronto ya podía volver a caminar, pero cuando de repente me veo en el espejo, me veo con 87 kilos de peso, cuando yo era una mujer de 56 ó 57 kilos”.

La depresión llegó a la vida de Lizzet, después de haber sobrevivido a tanto dolor, la tristeza invadió su rutina al grado de influir en su hija.

“Mami, pues ya vienen mis quince años y yo quiero verte sonreír, quiero verte como la mujer que tú eras, yo quiero que seamos una familia”, fueron las palabras que movieron a Lizzet, y que le dieron la fuerza suficiente para inscribirse en un gimnasio y cambiar su estilo de vida.

Lizzet Ayala

¿Qué determinó el que empezaras a ejercitarte después de recuperarte y verte con 87 kilos?
“Mi hija. Ella fue mi motor, yo no tenía ninguna motivación, yo estaba completamente derrotada… Era una fecha importante (sus quince años), lo esperábamos desde que ella estaba muy chiquita”.

“Empecé a caminar porque me sentía muy pesada para correr, y además, con mi problema de columna me daba miedo. Comencé corriendo un minuto y luego dos, hasta que llegué a 30”.

¿Hacías ejercicio antes de tu accidente?
“El cuerpo tiene memoria, cuando tenía 15 años corría, no profesionalmente, pero realizaba esa actividad”.

¿Qué significó esa primera carrera para ti?
“Fue la más importante, el día más feliz… La primera carrera es muy importante, yo no sabía nada de carreras… Yo recuerdo que los últimos 500 metros escuché a mi hija y lloré al cruzar la meta. Fue el mayor logro que he conseguido”.

¿Cuál fue tu principal desafío durante tu primer 21k?
“Que nunca había corrido más de 10 kilómetros, siempre corría hasta esa distancia en la caminadora. Llegué toda acalambrada, pero lo logré”.

¿Cómo llegó la decisión de correr por primera vez un maratón?
“Fíjate que ya emocionada de haber corrido el medio maratón dije ¿y por qué no?. Dije sí me animo, si pude lograr muchas cosas antes, ésta también.

No sabía muchas cosas… recuerdo que no llevé ni fajero ni nada, yo nada más me puse mi número y corrí.

Yo me acuerdo que las piernas me pesaban, hice cinco horas y media. Mi esposo estaba preocupado porque dice que ya estaban recogiendo todo… Faltaban 500 metros y yo llore y llore, cuando pisé el tapete fue la lloradera”.

En una frase describe ¿qué es para ti cruzar la meta?
“El mayor logro”.

¿Tendrías algún consejo para los corredores principiantes?
“Yo les recomiendo primeramente hacernos prueba de pisada y usar los tenis indicados. Se pueden evitar las lesiones.

Después, tener un entrenamiento preparado para correr. Hay que cuidarnos e ir dignamente a una carrera.

Uno debe ponerse retos constantemente, no sólo en las carreras, sino también en la vida”.

¿Cuáles son los siguientes retos para Lizzet?
“Mi siguiente reto es subirme al pódium y decir: lo logré”.

¿Qué significa correr para ti?
“Mi mayor pasión, me ha ayudado, es un logro para mí. Es mi mayor satisfacción que he tenido junto con mi familia”.

Ahora, Lizzet dedica todos sus logros a su familia y ha encontrado la manera de ponerle pasión a su vida a través del running.

No se pierdan el video donde Lizzet Ayala narra su historia y triunfos. Lizzet es apoyada por la marca deportiva Run42.

Deja un comentario

X