Lesión de la Banda Iliotibial en los corredores

Lesión de la Banda Iliotibial en los corredores

El Síndrome de la Banda Iliotibial es una lesión común por sobreuso, tipicamente afecta a corredores. Se caracteriza por dolor en la cara externa de la rodilla, asociada a actividades con movimiento repetitivo.

La Banda Iliotibial es una engrosamiento de los tendones de la cara lateral del muslo, que se originan de los músculos de la cadera y llega hasta el hueso por abajo de la rodilla. El proceso se produce por fricción de la banda iliotibial contra el extremo distal del fémur (hueso por arriba de la rodilla), o por inflamación de los tejidos entre la banda iliotibial y el hueso. Todo producido por la flexión y extensión repetida de la rodilla.

Fue descrita por primera vez en 1975 en los Marines de EUA en entrenamiento riguroso. Se ha vuelto más común con el aumento en el número de corredores y ciclistas. Es la causa más común de dolor en la cara externa de la rodilla en corredores, afectando aproximadamente al 5% de ellos. Afecta también a quienes practican triatlón, futbol, basketbol, esquí y remo.

sindrome de la banda iliotibial en corredoresEs más común en quienes corren subidas y bajadas, o en terreno con  declive o inclinación lateral y en los que corren a baja velocidad, o quienes aumentan súbitamente la distancia o intensidad de entrenamiento. También en los que tienen las rodillas arqueadas como charro, rotación interna de las piernas, debilidad de los músculos de la cadera y pies planos o “tobillos vencidos”.

Generalmente el dolor se presenta cerca del final de un entrenamiento o carrera, para luego irse presentando cada vez más rápido al iniciar el ejercicio o aún en reposo.

Artículos relacionados:

En la mayoría de los casos el diagnóstico se establece con la historia clínica y exploración del paciente. Las radiografías y otros estudios como resonancia magnética pueden ser de utilidad en casos seleccionados. Esta última puede detectar otras causas de dolor como lesiones de meniscos o cartílago articular.

Tratamiento
El manejo incluye: REPOSO, modificar la actividad que produjo el dolor o disminución de la intensidad de la misma, y luego un regreso progresivo a la misma. Aplicación de hielo local, ejercicios de fortalecimiento a los músculos de la cadera y de estiramiento a los de la cara lateral de la rodilla. Así como frotarlos con un bastón o rodillo.

Medicamentos analgésicos (para el dolor) y anti-inflamatorios, e incluso la aplicación de inyecciones con Cortisona en el área dolorosa. La mayoría de los pacientes mejoran en un período de 6-8 semanas. La cirugía se reserva para aquellos raros casos que no responden al reposo y manejo conservador después de 6 meses.

Por el Dr. Aurelio Martínez

Para más información relacionada con el tema visite www.draurelio.com.mx

Corre más…#RunMX

Deja un comentario